Mi cesta (0)

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Subtotal: 0,00 €

Betadine

Su uso en los hospitales en los tratamientos de curas en primeros auxilios y preparación preoperatoria posicionaron a Betadine como el más prestigioso antiséptico y desinfectante conocido. Por ello lleva siendo un indispensable de los materiales de cura en centros sanitarios y en el hogar desde hace más de medio siglo, que fue cuando empezó a comercializarse en España.

Filtrar Resultados
betadine

Tal ha sido la popularidad de Betadine que a lo largo de estos más de 50 años se han desarrollado otras presentaciones para tratar infecciones en diferentes áreas como el cuero cabelludo, y las mucosas oral y vaginal. Para distinguir sus indicaciones se han diseñado líneas del producto con otros colores alejándose del característico amarillo canario, y así evitar errores en cuanto a su vía de administración. El rojo se ha designado a las soluciones jabonosas para limpiar la piel y el cuero cabelludo con pequeños cortes y heridas. El azul se ha destinado a aliviar los síntomas de las infecciones vaginales. Y por último el verde para tratar las afecciones de la mucosa bucofaríngea.

Betadine guarda ciertas similitudes con la clásica y ya en desuso Mercromina, especialmente en cuanto a que ambos productos comparten una coloración muy llamativa, marrón y rojo intenso respectivamente. Sin embargo, Betadine consiguió desbancar a su predecesor gracias a su acción y duración superiores y menor citotoxicidad.

¿Cuáles son las ventajas de Betadine? Su formulación a base de povidona iodada ha reducido su capacidad irritativa, asociado al hecho de que el iodo va liberándose lentamente en el lugar de la infección conforme se va consumiendo. Posee un amplio espectro de actuación frente a una gran variedad de microorganismos, incluyendo virus y esporas. Además, la duración de su efecto es superior a la de otros productos destinados para el mismo fin, alcanzando las 3 horas de protección.

Betadine en solución, monodosis y gel: gama amarilla.

La povidona yodada es el principio activo de Betadine, un antiséptico y desinfectante que lleva empleándose desde hace dos siglos en la desinfección de heridas y quemaduras leves que no supuren ni sangren, ya que el yodo es inactivado en presencia de sangre, por lo que perdería su efectividad.

En contraposición a otros antisépticos es mucho más versátil, la duración de su efecto es de 3 horas, y el yodo será consumido con mayor rapidez en las áreas donde la infección sea mayor, combatiéndola eficazmente y reduciendo la probabilidad de irritaciones. Razones por las que está utilizando tanto en el ámbito sanitario como en el hogar.

Betadine no debe asociarse a otros antisépticos ya que podrían producirse interacciones, reduciendo la efectividad y causando alteraciones en la piel.

La solución de Betadine en monodosis es un formato higiénico y muy cómodo de aplicar y transportar. Tras haber lavado y secado la zona afectada adecuadamente, debe aplicarse directamente sobre la lesión para evitar el depósito de residuos. Una vez realizada la cura, si hay líquido sobrante en la unidosis debe desecharse para evitar que se produzca contaminación. El envase contiene 10 unidosis de 5 mL cada una, con un contenido en povidona yodada de 0´5g.

Betadine en solución dérmica contiene 10 g de povidona yodada. Existen tres tamaños diferentes según la necesidad y frecuencia de uso. El más pequeño es de 50 mL y podrás encontrarlo en nuestra página online barata a un precio de 5´08€. Le sigue el de 125 mL con un precio de 6´64€. Y, por último, el tamaño más grande de 500 mL a tan solo 6´58€. El periodo de validez de Betadine en solución es de 3 años y ha de conservarse a temperatura ambiente y mantenerse bien cerrado. Es importante recordar que no es recomendable su uso en áreas dañadas que supongan más de un 20% de la superficie corporal, ni durante un tiempo prolongado. Su uso ha de ser únicamente en heridas cerradas y quemaduras leves, pues en ocasiones puede resultar irritativo dificultando y retrasando la cicatrización.

Betadine gel es la presentación más adecuada para el tratamiento de quemaduras leves y rozaduras, además de pequeños cortes superficiales. Esto es así debido a su base acuosa que facilita la cicatrización e hidrata la quemadura, además de evitar la formación de ampollas. Podrás encontrar en nuestra web Betadine en gel de 30 y 100 gramos a 5´84€ y 6´90€ respectivamente.

Betadine bucal: la gama verde para tratar aftas, halitosis y afonía.

Betadine bucal está formulado a base de 10 g de povidona yodada. No debe utilizarse en niños menores de 6 años ni tampoco en personas con problemas de tiroides, ya que la administración por esta vía puede incrementar la absorción del producto debido a las numerosas terminaciones sanguíneas.

Para su utilización deben diluirse 10 mL (un tapón) de Betadine bucal en un vaso de agua y realizar enjuagues y gargarismos durante 1 minuto aproximadamente para después desecharse. Resulta muy útil para tratar las llagas y pequeñas lesiones en la cavidad bucal, así como para eliminar el mal olor en problemas de halitosis, o bien reducir la inflamación en casos de ronquera y afonía.

Betadine vaginal, gama azul: que no te incomoden ni el picor ni el escozor.

Betadine vaginal es empleado para tratar la inflamación, picazón y ardor de infecciones que afectan a la zona íntima. No debe utilizarse directamente, sino que han de diluirse 2 tapones (aproximadamente 20 mL) en agua caliente o tibia para proceder al lavado de la zona externa.

No debe emplearse en mujeres embarazadas o durante la lactancia. Su administración será de 2 a 3 veces diarias durante unos pocos días.

Betadine jabonoso, scrub y champú: gama roja que preserva la piel libre de patógenos.

Betadine jabonoso al 4% contiene 4 gramos de povidona yodada. Resulta especialmente útil en el lavado de la piel con pequeños cortes y heridas, para así mantenerla aséptica y libre de gérmenes. Deberá aplicarse sobre la piel, mezclar con agua y frotar durante 2-5 minutos hasta obtener espuma. Después se aclarará con agua y si se desea, puede secarse con ayuda de una gasa. Esta operación puede repetirse hasta 3 veces al día.

Betadine scrub 7´5% se utiliza como desinfectante de la piel ya que su contenido en yodo es superior. Su administración y aclarado son iguales que en la solución jabonosa.

Para la desinfección del cuero cabelludo y zonas pilosas debe aplicarse Betadine Champú, formulado con 7´5 gramos de povidona yodada. Para su correcto manejo debe primero enjuagarse el cabello y después administrar el producto y frotar. Aclarar nuevamente con agua tibia y frotar hasta la formación de espuma. Finalmente debe dejarse reposar durante 5 minutos y lavar.

¿Cuál usar? Betadine o Cristalmina:

Ambos antisépticos y desinfectantes son muy parecidos y comparten prácticamente las mismas propiedades, aunque existen algunas diferencias que nos ayudan a decantarnos por uno u otro.

Los dos tienen una duración de su actuación superior a otros productos como el alcohol y el agua oxigenada. Si se trata de heridas o quemaduras leves sin exudado ni sangre, será de elección el Betadine, ya que pierde efectividad en presencia de estas sustancias. También tienen un espectro de actuación frente a patógenos muy amplio, por lo que son útiles ante prácticamente cualquier tipo de infección. Sin embargo, debido al contenido en yodo de Betadine es mejor reservarlo para situaciones en las que se prevea menor probabilidad de irritación, o si se trata de una quemadura, usar mejor el gel por sus características acuosas. Además, Betadine como desinfectante es igual de eficaz y más barato que Cristalmina.

Para personas con problemas de tiroides, recién nacidos, quemaduras y lesiones sangrantes es mejor la utilización de Cristalmina.