Os damos algunos trucos para la higiene nasal  y la limpieza nasal del bebés y que pueden ayudarte en esta tarea rutinaria. Además de algunas técnicas para drenar las secreciones.

Es muy importante que mamás y papás conozcan la técnica de limpieza nasal adecuada tanto para conseguir la mayor eficacia y resultados en la limpieza nasal del bebé como para evitar daños en el sistema auditivo de los más pequeños.

Realizando la técnica correctamente evitaremos que este momento sea tan traumático para el bebé y que llore a la hora de su ejecución. El llanto en el momento de la limpieza nasal del bebé no favorece una correcta higiene de las fosas nasales además de retrasar el tiempo de la tarea.

¿Cómo hacer la limpieza nasal de tu bebé?

¿Cómo hacer la limpieza nasal del bebé?

Los pasos a realizar son muy sencillos:

  • Técnicas de limpieza (lavados con agua de mar):

1-. En primer lugar hay que tener en cuenta la postura; colocar al niño boca arriba, girar la cabeza y fijarle bien tanto la cabeza como el cuerpo para evitar que se mueva y se haga daño.

2-. Es muy importante ejercer sobre los orificios nasales una presión lenta y continua nunca fuerte.

3-. Colocar la boquilla del dosificador de agua de mar e instilar en el agujero nasal que queda en la parte de arriba. Intentar cerrar un poco la boca. Recordar que debe ser continuo y sin demasiada presión para evitar producir daños en la zona del oído.

4-. Colocar un papel debajo, limpiar la secreción y comprobar la cantidad expulsada.

5-. Colocar el niño boca arriba y cerrar la boca para provocar una inspiración forzada nasal. De esta manera ayudaremos a que la secreción  vaya hacia atrás que fisiológicamente es lo más natural. Además de favorecer a que la deglución sea tragada y lo elimine.

A continuación os dejamos algunos consejos a la hora de ayudar a los más pequeños a drenar las secreciones cuanto están acatarrados o resfriados. Con estos sencillos pasos ayudaremos a los más pequeños a mejorar los síntomas de este proceso y a sentirse más despejados y aliviados.

El objetivo principal es desprender el moco subirlo a vías altas y facilitar la  expectoración.

  • Drenaje de secreciones

Maniobras para el drenaje de secreciones;

1-. Se coloca una mano en la zona abdominal y la otra mano en la zona torácica. A continuación se realiza una presión hacia el centro con ambas manos juntando las dos manos. Apretar suave pero firme mantener esa presión 2-3 segundos y soltar.

2-. Se colocan ambas manos en los hemitorax y se realiza un movimiento de cuchara. También se podrá trabajar la vibración después de que se realiza cada una de estas maniobras. De esta manera se produce un estímulo para apretar el pulmón como si fuera una esponja y al volver a su sitio se favorezca la eliminación de secreciones.

En último lugar os insistimos en dos puntos importantes:

  • Las maniobras de limpieza nasal del bebé siempre se hará de manera suave y continua.
  • Es recomendable elevar la cuna 30-45 grados.
  • Importancia de la elección de productos acorde a la edad del bebé ya que existen productos especialmente diseñados y fabricados para ellos.

Queremos recomendarte Rhinomer Fuerza 1 Suave de 135 Ml ideal para usarlo a diario para la higiene nasal de tu bebé, compra online tu producto de forma rápida, sencilla y económica.