Es habitual que muchas personas con sobrepeso o que quieran perder unos kilos estén continuamente a dieta. En ocasiones siguiendo dietas muy estrictas y fracasando en su objetivo. En otras ocasiones también puede resultar desmotivador recuperar el peso perdido en un corto espacio de tiempo. Los buenos hábitos de alimentación son fundamentales para mantener un estilo de vida saludable.

En nuestra farmacia apostamos por unos buenos hábitos de alimentación en lugar de someterse a sacrificadas dietas. El ser humano es un animal de costumbres por lo que no te resultará difícil y adquiriendo poco a poco los siguientes hábitos de alimentación para llevar un estilo de vida saludable y alcanzar tus objetivos sin tantos sacrificios ni marcándote objetivos que nunca se llegan a alcanzar.

buenos hábitos de alimentación
Hábitos de alimentación

¿Cómo adquirir buenos hábitos de alimentación?

Queremos recomendarte que una dieta equilibrada y unos buenos hábitos de alimentación ya que son fundamentales para conseguir un buen estado de salud.

Con un estilo de vida saludable y unos buenos hábitos de alimentación evitarás enfermedades cardiovasculares, problemas de obesidad y otras patologías asociadas al exceso de peso.

Toma nota de los siguientes consejos y hábitos de salud dietética para que puedas conseguir tu peso ideal y mantenerte en él sin tantos sacrificios y restricciones estrictas.

  1. ¡Nunca te saltes el desayuno! Los expertos aconsejan ingerir siempre un 25% de las calorías totales del día en el desayuno. Además de aportarte energía para comenzar el día es la comida que mejor metaboliza tu cuerpo.

En un desayuno completo siempre debes incluir lácteos, cereales o pan y fruta. Nunca te olvides de estos tres grupos de alimento en la elaboración de tu desayuno.

En la elección del alimento lácteo puedes optar por varias opciones; yogurt, leche, café con leche, etc.

Incluye pan o algún tipo de cereal, preferiblemente con contenido en fibra que ayudará a tu cuerpo a funcionar mejor. Puedes optar por el pan de centeno, pan integral, pan de molde o tostado, avena, müesli, etc.

Y por último una pieza de fruta, los cítricos son estupendos para la hora del desayuno ya que puedes elaborarlo a modo de zumo y será más sencillo tomarlo y beneficiarte de sus propiedades, un zumo de naranja o pomelo es perfecto para comentar el día.

  1. ¡No te saltes ninguna comida! Los expertos recomiendan hacer entre 5 y 6 comidas diarias para que tu sistema metabólico funcione correctamente. De esta manera no pasarás hambre y evitarás llegar a las comidas principales con mucha ansiedad y que desencadene en un consumo excesivo de calorías. Siempre deben pasar un mínimo de dos horas y media o tres ente una comida y otra.

Debemos tener en cuenta que el cuerpo consume energía y quema calorías con el simple hecho de hacer la digestión. Además realizar varias comidas contribuye a que tu metabolismo vaya más rápido y ayuda a una mejor absorción de nutrientes y eliminación de residuos.

Acostúmbrate a desayunar, un tentempié a media mañana como fruta o un pequeño bocadillito con pavo o queso fresco, una comida equilibrada, merienda y cena. Si a lo largo del día no has ingerido un gran número de calorías puedes comer algo antes de irte a la cama como un yogurt o un vaso de leche. Te ayudará a descansar mejor y realizarás una sexta comida diaria.

  1. Otro de los buenos hábitos de alimentación muy importante es el consumo de fruta y verduras diario. Es habitual que en la alimentación de muchas personas se consuma más hidratos de carbono y proteínas que frutas y verduras. Los minerales y vitaminas que nos aporta la fruta y la verdura son fundamentales para el funcionamiento de nuestro organismo. Se recomienda el consumo de al menos 5 piezas diaria para poder beneficiarnos de las propiedades (que nos aportan estos alimentos que nos da la tierra.
  1. Toma nota de otro de los buenos hábitos de alimentación, sobre todo antes de adquirir estos buenos hábitos es muy importante reflexionar de lo que comemos y que cantidad comemos. Es recomendable que inicialmente antes de que hayas adquirido los hábitos anotes todo lo que comas durante el día. Y al final del día calcules las calorías consumidas. El cuerpo es una máquina perfecta si ingieres más calorías que las que consumas inevitablemente engordarás. No es necesario que lo hagas a diario, simplemente con que lo hagas como máximo dos días en los que consideres que has comido de manera habitual.
  1. Además de realizar 5 o 6 comidas diarias, debes realizar estas comidas comiendo despacio y con tranquilidad. Te ayudará a saciarte mejor y a realizar una digestión más ligera. Además evitando la ansiedad a la hora de comer evitará el consumo de calorías extras. Siempre debes sentarte a comer aunque se trate de la merienda o la media mañana y masticar bien los alimentos. Recuerda que al realizar un mayor número de comidas llegarás a cada comida con menos hambre y menos ansiedad.
  1. Por último no olvides los buenos hábitos de alimentación y de salud que continuamente nos aconsejan; realizar ejercicio físico, beber agua, evita consumo de bebidas azucaradas, alcohol, alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares refinados. Además a la hora de cocina ten en cuenta el tratamiento de los alimentos siempre asado o hervido antes de freír o emplear salsa ricas en grasa.

Contamos con especialistas en nutrición y dietética en caso de que tengáis consultas, dudas o necesitéis más información.