¿Te sientes estresado física o emocionalmente? Te ofrecemos algunos consejos para evitar el estrés y saber cómo manejarlo, para evitar que este pueda llegar a ser perjudicial para nuestra salud.

¿Cómo evitar el estrés?

Aunque parezcan un tópico, estos consejos os ayudarán a evitar el estrés o, al menos, serán una guía para gestionar las situaciones de mayor tensión y evitar que los nervios afecten a la salud.

1. Alimentación saludable y equilibrada.

Es básico consumir alimentos de calidad y llevar una dieta equilibrada. Es por ello que no debemos restringir ningún tipo de alimento, sino que debemos tomar una alimentación adecuada a nuestras necesidades. Por ejemplo, tomar ciertos tipos de grasa es beneficioso para el organismo, es el caso de grasa "natural" como la que procede de vegetales como el aguacate o las nueces, con alto contenido en nutrientes. Si restringimos los niveles de calorías, es posible que en momentos de alto estrés, suframos más las consecuencias y la tensión puesto que nuestro organismo puede llegar a presentar déficit energético. Debemos tener presentes también en la dieta proteínas y carbohidratos en su justa medida, para ayudar al cerebro a procesar la energía necesaria para actuar en momentos de estrés.


2. Descanso completo y relajado.

Es necesaria una rutina de sueño y descanso para que la mente pueda funcionar correctamente. Dormir es fundamental ya que influye en los niveles de energía, de actividad, tiene un papel primordial en los procesos metabólicos y es imprescindible para mantener nuestro estado de ánimo controlado, sin sobresaltos. Una rutina de sueño correcta ayuda a reducir los niveles de estrés y mantener el cuerpo de manera saludable. Especialmente si nos sentimos en situaciones de estrés, debemos vigilar las horas de sueño. La dormidina o  valeriana de arkocápsulas son complementos a base de ingredientes naturales que pueden ayudarte a conciliar el sueo de forma ocasional,

Consejos para evitar el estrés
Consejos para evitar el estrés

3. Comunicación.

Comunicar nuestro estado de ánimo es importante para poder evitar el estrés. Compartir con otros nuestras preocupaciones hará que analicemos mejor la situación y encontremos consuelo y consejo en aquellos que nos rodean. Dar rienda suelta a un pensamiento que nos genera estrés y ser escuchado también alivia nuestra situación de nerviosismo.


4. Aprender a decir 'no'.

Muchas personas sufren cuando no pueden decir "no" ante planes, propuestas, tareas... Priorizar nuestros sentimientos y necesidades nos ayuda a entender lo que es relevante y lo que no lo es en nuestro día a día. Equilibrar nuestras tareas diarias frente a las necesidades y lo que realmente es importante para uno mismo también ayuda a tener control mental (y físico) sobre nuestro estado anímico y, por tanto, ayudará a evitar situaciones que generen estrés.

5. Perspectiva positiva.

Plantéate si la manera en que enfocas los asuntos que te generan nerviosismo está enfocada desde una perspectiva negativa. ¿Es posible? La negatividad puede interferir en las cosas positivas que suceden día a día y esto nos puede generar una sensación de estrés. Los pensamientos negativos también pueden llevarnos a este malestar y hemos de ser capaces de controlarlo.


6. Ejercicio físico, fundamental.

Sea cual sea nuestra condición física, debemos tener muy en cuenta el papel del deporte y el ejercicio físico en nuestra vida. Caminar al menos 30 minutos al día debe ser un básico para todas las personas que pueden sentir que su vida se encuentra en situaciones de estrés. El deporte libera endorfinas y éstas llevan a nuestro cerebro a un estado de bienestar. Además, la práctica de ejercicio hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos y conciliemos mejor el sueño.

Si sientes que en tu día a día tienes momentos de nerviosismo, no dudes en consultar con nuestros expertos y profesionales. Coméntanos tu caso y te atenderemos y procuraremos ayudarte y aconsejarte de manera personalizada para que puedas evitar el estrés y vivir tu día a día con salud.