En nuestra farmacia también nos preocupamos de los tratamientos que tienen que ver con la fisioterapia o con el dolor de articulaciones, muscular... Por ello y porque contamos con un nutrido experto de farmacéuticos especializados, os ofrecemos consejos para cuidar vuestro cuerpo y prevenir posibles dolores. En este caso os hablamos del dolor de cuello o dolor cervical (denominado cervicalgía). Se trata de una dolencia muy común que afecta al cuello y se puede producir y sufrir en cualquier edad y sexo.

Dolor cervical
Dolor cervical

La persona que lo padece manifiesta una serie de síntomas que pueden ser pérdida de movilidad, dolor en el cuello, dolores de cabeza y a veces incluso se puede sentir dolor en la base del cráneo y raíz de los brazos. En este último caso y si el dolor se prolonga este síntoma se determina como cervicobraquialgia. Si el dolor es muy agudo también puede dar lugar a que el paciente tenga mareos con mucha frecuencia, hormigueos en las manos, zumbidos en los oídos y a veces el dolor puede provocar vómitos.

Tratamiento del dolor cervical

Para aliviar el dolor cervical en muchas ocasiones suelen ser eficaces la toma de analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares, que se recomiendan para el dolor y contracturas que se forman a lo largo de todo el cuello y desaparecen en la mayoría de los casos tras la toma de estos medicamentos.

No obstante, el dolor se acentúa y el alivio con los analgésicos a veces no se produce, por lo que la persona puede llegar a sentir más dolor en el cuello, ampliando la zona de dolor hacia toda la espalda,. De esto se puede entender, en muchos casos, tras un correcto análisis por un especialista, que la contractura es más fuerte e incluso puede venir acompañada de una sensación muchas veces expresada como “quemazón” o un “peso pesado “ en toda la columna.

En los casos en los que el tratamiento farmacológico no es suficiente para aliviar el dolor, desde Farmacia Online Barata os recomendamos algunas técnicas que emplearemos para mejorarlo. Por ejemplo, la fisioterapia tiene una papel muy importante para reducir este dolor. Asimismo, aplicaremos calor local, aparatología (ultrasonidos, TENS..), masaje descontracturante, terapia manual y ejercicios de estiramientos de toda la columna, haciendo más hincapié a la zona cervical. Es importante que todos los tratamientos a los que nos sometemos a nivel fisioterapeuta o para descontracturar la espalda sean realizados por especialistas y siempre bajo supervisión de profesionales.

Por último, os recordamos otro dato muy importante que forma parte del tratamiento de estos dolores cervicales: la evaluación de la ergonomía postural. Las llamadas “malas posturas” favorecen este tipo de dolencias de cuello y cervicales. Si se trabaja en oficinas, o empleos que requieren de esfuerzo físico como instaladores, electricistas, etc. se encuentran dentro de los grupos de riesgo que pueden sufrir estos dolores cervicales.

Nuestros expertos farmacéuticos y profesionales os aconsejarán y atenderán a través del teléfono móvil, whatsapp, correo electrónico y redes sociales. También puedes encontrar parches térmicos  como Thermacare Cuello Hombros y Muñecas 6 Parches Térmicos ideales para aliviar tu dolor cervical.