El dolor de cabeza se presenta en pacientes de diferentes formas y motivado por causas distintas, personales en cada caso. Normalmente, cuando un paciente recurre a identificar un "dolor de cabeza" no es consciente de la infinidad de clasificaciones y criterios que existen a la hora de ejercer un diagnóstico sobre el dolor de cabeza. Fue en 1988 cuando la Sociedad Internacional para el Dolor de Cabeza (International Headache Society - IHS) publicó, tras una investigación de varios años, una clasificación para entender y facilitar las tareas de los doctores a la hora de identificar los tipos de dolor de cabeza ya que se conoce que hay más de 40 tipologías diferentes.

Dolor de cabeza: cefaleas primarias y secundarias

Es habitual que el dolor de cabeza se trate de una cefalea primaria o secundaria. En el caso de las secundarias, suele identificarse su origen en alguna enfermedad que produce este dolor y esto no sucede en el caso de las primarias, las más frecuentes.

En ambos casos, el "dolor

de cabeza" está presente, se trate de una cefalea primaria, secundaria o en muchos casos pueda tratarse de migraña. Es importante consultar con un médico o farmacéutico que nos ayudará a identificar cuál es nuestro caso.

Dolor de cabeza
Dolor de cabeza

Cuando un paciente identifica su dolor de cabeza como migraña sin haber recibido un diagnóstico médico, puede tender a equivocarse. Algunos de los síntomas de la migraña son debilidad, vértigo o incluso la presencia de náuseas o fotofobia. Estos síntomas pueden ser causados por otra enfermedad y por ello, si no hemos sido diagnosticados como pacientes de 'migraña', hay que acudir a la consulta cuando sentimos que estamos padeciendo un dolor de cabeza "atípico".

En cualquier caso, el dolor de cabeza más común es la denominada cefalea tensional, producida por una tensión atípica en los músculos del cuero cabelludo, el cráneo o el cuello. Puede dar lugar a dolor por tensión (con la sensación de tener una banda apretándonos la cabeza), en brotes de dolor que se pueden manifestar en dolor en el ojo o manifestarse como dolor detrás de la frente, sobre los pómulos.

Como en todos los casos, un diagnóstico personalizado y específico nos ayudará a encontrar el mejor tratamiento para nuestro dolor de cabeza.

Tratamiento para el dolor de cabeza

Es importante identificar si las cefaleas se producen de forma constante o en momentos puntuales, ya que en este segundo caso puede deberse a resfriados u otras causas que se solucionan con reposo y leve tratamiento analgésico. En el caso de dolores de cabeza crónicos es importante consultar con el médico especialista y llevar un 'diario' en el que controlemos nuestras sensaciones durante el proceso de dolor. Esto facilitará que, al explicar los síntomas, el médico pueda obtener más datos sobre qué tipo de cefalea es la que nos está sucediendo.

En prácticamente todos los casos de dolor de cabeza, la administración de analgésicos bajo la supervisión del médico o el farmacéutico y el reposo ayudan a que éstos síntomas y dolores desaparezcan.

En caso de que sufras dolores de cabeza y si tienes dudas, los farmacéuticos y profesionales además en nuestro catálogo de medicamentos como la cafiaspirina, actron compuesto o el gelocatil puedes comprar online tu remedio ideal.