¿Te has preguntado cómo se producen las durezas en los pies y los callos en los pies? Durezas, callos, sequedad, talones agrietados son los principales problemas que presentan nuestros pies y que debemos vigilar en el cuidado diario. Es sencillo mantener una higiene y un cuidado diario de los pies adecuado si creamos una rutina que nos sea fácil de cumplir. En nuestro blog os explicamos por qué se producen estas molestias en los pies y cómo podemos tratarlas en casa.

¿Qué son las durezas en los pies?

Las durezas y callos en los pies afectan directamente a la piel. Cuando se realiza un exceso de presión sobre los pies, se endurece y la parte superficial de su piel. Es por esto que las durezas se suelen producir en la planta, en la zona del talón o en los puntos de apoyo más frecuentes con los que caminamos. ¿Cuáles son las causas de este endurecimiento de la piel? Pueden ser múltiples: sobrepeso, mala postura al caminar, alteración en la forma del pie o ejercicio continuado con un calzado incorrecto...

¿Cómo detecto la aparición de durezas o callos en los pies? En un primer momento aparecerá en forma de piel dura y áspera, que no dolerá, pero progresivamente puede producir dolor cuanto más se alargue el periodo antes de curarla. En caso de que el dolor sea muy pronunciado, debemos acudir al podólogo para que efectúe un diagnóstico y pueda realizar una cura profesional. No obstante, podemos poner remedio antes de que sea demasiado tarde.

Durezas en los pies - Fotografía: <a href="https://www.flickr.com/photos/44345361@N06/4276166167/">VinothChandar</a> via <a href="http://compfight.com">Compfight</a> <a href="https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/">cc</a>

Cuidado diario de los pies

Son muchas las rutinas que podemos llevar a cabo para cuidar de nuestros pies de forma diaria, pero debemos comprender que para prevenir posibles durezas y callos, debemos ser constantes. La prevención y el tratamiento adecuado evitará en la medida de lo posible la aparición de las incómodas durezas.

Utilizar un buen calzado es imprescindible, por lo que debemos intentar evitar aquellos que no son respetuosos con la transpiración de nuestros pies, que están fabricados con materiales duros o agresivos... Las plantillas, además de evitar el molesto olor que se produce por la sudoración, nos ayudarán a pisar de forma más cómoda y cuidadosa con nuestro pie.

Diariamente también es recomendado el uso de limas especiales para realizar un raspado suave, para evitar la aparición de pieles muertas que puedan convertirse en durezas o piel áspera. Próximamente en este blog os indicaremos cómo realizar un correcto raspado de la piel de los pies para evitar realizarlo de forma agresiva y utilizando los mejores productos.

No olvides la crema hidratante para pies

Al igual que en el cuidado corporal, la crema hidratante para pies debe ser específica para cada necesidad. Los compuestos de cada crema son diferentes y debemos encontrar la que más encaje con nuestras necesidades. La marca especializada en el cuidado de los pies Dr Scholl ofrece un tratamiento intensivo para la hidratación, pero no debemos olvidar primeras marcas como Caudalie o Neutrogena que también distribuyen productos específicos para el cuidado de nuestros pies que nos ayudarán a mantenerlos hidratados y sanos.

Podemos asesorarte los mejores tratamientos para el cuidado de los pies y la prevención ante posibles durezas en los pies. No dudes en consultarnos a través de nuestro formulario, correo electrónico o el teléfono indicado en nuestra página web. ¡Tu salud es lo más importante!