Hoy en nuestra farmacia online te damos las mejores recomendaciones para seguir tu dieta. Gana la batalla a las calorias, siguiendo unos sencillos pasos. Con estos pequeños trucos conseguirás perder peso y seguir tu dieta sin esfuerzo. Siguiendo estas pautas e incluyéndolas en tu rutina habitual conseguirás perder peso y no recuperarlo.

  1. El primer paso y fundamental, es que estés convencido y mentalizado de seguir una dieta y ser disciplinado.
  2. Trata siempre de comer en compañía. Come despacio y mastica bien cada bocado.
  3. Prepara tus platos de la formas más atractivas posibles.Innova y decora tus platos para no aburrirte. Si las raciones te parecen pequeñas, preséntalas en un plato de postre; de este modo parecerá que tu plato está mas lleno.
  4. No intentes ocultar que estás a dieta. Sigues con tus hábitos de vida y que tus amigos o familiares estén informados te ayudarán a motivarte.
  5. Respeta, todo lo que puedas, unos horarios de comidas.
  6. No te saltes ninguna comida aunque no tengas apetito, en todo caso reduce la cantidad que ingieres, pero no te la saltes.
  7. Inicia todas las comidas con una ensalada, para saciar con mayor facilidad al estómago y al centro del apetito, que se encuentra en el cerebro.
  8. Evita las tentaciones. Si en la oficina, o los chicos en casa, comen entre horas cosas dulces, ten a mano una manzana, un yogur o algún otro tentempié que te ayude a resistir.
  9. Frente a un ataque de hambre toma primero un vaso de agua y luego uno de jugo natural de frutas.
  10. No cedas ante ofrecimientos de alimentos que no están dentro de tu programa, pues puedes estropear lo que hasta entonces hayas conseguido.11. No te hagas dependiente de la balanza. Pésate sólo una vez a la semana para controlar las variaciones.
  11. Toma tus medidas periódicamente para comprobar la variación del volumen; esto te animará a seguir. Puedes no haber bajado de peso, pero sí de talla.13. Comprueba que la ropa va quedándote grande. Ten a mano ese pantalón que tanto te gusta y no te entra, y tómalo como meta.
  12. Si te has salido de la dieta en alguna comida del día, sigue igual con el resto del plan diario; no pienses en "retomar mañana".
  13. Piensa a menudo en la alegría de verte en tu peso e imagínate en situaciones que hoy evitas a causa de tu sobrepeso.

Gana las batalla a las calorias

GENERALIDADES

  • Haz muchas comidas pequeñas al día y no te saltes las comidas principales.
  • Come lento: comerás menos y lo disfrutarás más.
  • Toma mucha agua: 6 a 8 vasos al día, especialmente 1 ó 2 vasos antes de comer.
  • Trata de comenzar tus comidas con una sopa caliente (sin crema) o ensalada.
  • No comas con los dedos, es fácil engañarse respecto a la cantidad que comes.
  • No piques del plato de otro.
  • Come más pescado, pollo (sin piel) y menos carnes rojas.
  • Evita el alcohol (aporta muchas calorías, no nutre y favorece el almacenamiento de la grasa).
  • Come más verduras y cereales.
  • Come alimentos pobres en grasa.

DE COMPRAS

  • No vayas con el estómago vacío. Se encapricharás con todo lo que veas.
  • Haz una lista y respétela. Te lo agradecerá tu cuerpo y tu bolsillo.
  • Aprende a leer las etiquetas de los envases.
  • Nunca compres más de lo que necesitas.
  • Evita los alimentos procesados. A menudo contienen muchas calorías y grasas.
  • Lo que no compres, no lo comerás.

COCINANDO

  • Prepara comidas simples -pollo o pescado con verdura - sin salsas.
  • No comas mientras cocinas, a menos que sean verduras frescas.
  • Cocina siempre en sartenes anti-adherentes para reducir la cantidad de aceite.
  • Si tienes que usar aceite, que sea de oliva o maíz.
  • Usa dos claras de huevo en vez de un huevo completo. La clara tiene mayor aporte proteico y eliminando la yema restas ingerir más aporte calórico.
  • Una una pizca de queso rallado (parmesano) si tu comida es aburrida, proporciona sabor sin añadir muchas calorías.
  • En lugar de freír con grasa, saltea los alimentos en caldo de gallina, salsa de soja pobre en sal o hiérvelos en agua.
  • Son preferibles los alimentos cocidos, asados o a la plancha, en vez de fritos o guisados.
  • Si una receta requiere aceite, usa la mitad. No afectará el sabor, pero sí tu salud.
  • Las hierbas y especies dan sabor sin agregar calorías o grasa.
  • Congela los restos de comida inmediatamente después de comer, así no podrá “picotear” más tarde.

COMIENDO EN CASA

  • Guarda los alimentos muy grasos y calóricos lejos de tu vista y tu alcance.
  • Ver la televisión en vez de mirar tu plato te hará comer en exceso.
  • Come siempre en la mesa y sentado, nunca de pie.
  • No comas directamente de un envase. Sírvete una porción y guarda el envase.
  • Fíjate en las raciones al servir tu plato.
  • Los únicos alimentos que pueden quedar en la mesa para picar son las ensaladas y verduras.

COMIENDO FUERA DE CASA

Para muchas personas que trabajan, comer fuera puede ser cómodo o una necesidad. Ten presente que, en general, las comidas de un restaurante son más ricas en calorías y grasas que las que se preparan en casa. Aun así, puedes disfrutar comiendo fuera de forma sana.

  • Nunca salgas de casa en ayunas. Toma algo siempre antes de salir.
  • Elige tus restaurantes. Evita los de comida rápida. Recuerda que es mejor comer en compañia.
  • Concéntrate en la conversación, más que en la comida.
  • Elige platos simples y con poco aporte calórico.

Además en nuestra web podrás encontrar los mejores aliados en nutrición y dietética. Descubre todas las ofertas y promociones de las mejores marcas de farmacia; XLS, Obegrass, Optifasts y muchas más.