Es habitual sobre todo en las mujeres que en verano tengan las piernas cansadas, retención de líquidos, hinchazón, pesadez  y la circulación de esta zona empeore. Por eso queremos compartir contigo algunas recomendaciones para aliviar y mejorar este problema.

¿Por qué en verano tenemos la sensación de piernas cansadas?

Con el calor y las temperaturas elevadas es normal que se produzca una vasodilatación además de empeorar nuestro retorno venoso.

Los síntomas más habituales que producen esta dilatación de nuestras venas y capilares y el empeoramiento del retorno venoso son:

  • Sensación de cansancio en piernas.
  • Sensación de tirantez de la piel de la zona.
  • Hinchazón.
  • Dolor generalizado o localizado en piernas.
  • Aparición de varices o arañas vasculares.
  • Sensación de calor en piernas.
  • Hormigueos, picores o calambres.
  • Empeoramiento de la celulitis.
  • Etc.

Como podéis comprobar los síntomas son diversos y muy molestos. Por eso queremos enseñarte algunas recomendaciones para paliar estos síntomas y conseguir un mayor bienestar durante el verano en nuestra rutina diaria.

piernas cansadas
Piernas cansadas

¿Cuáles son las principales causas de las piernas cansadas?

  • Insuficiencia venosa.
  • Desarreglos o alteraciones hormonales.
  • Menstruación y embarazo (mayor retención de líquidos).
  • Sedentarismo.
  • Sobrepeso.
  • Exceso de sodio en la alimentación.
  • En ocasiones la toma de algunos medicamentos (antidepresivos, píldora anticonceptiva, antihipertensivos,…)
  • Etc.

¿Qué podemos hacer para aliviar los síntomas de las piernas cansadas?

  1. Cuidar nuestra alimentación, disminuir el exceso de sodio en nuestra dieta diaria, tomar alimentos ricos en fibra, tomar frutas y verduras ricas en flavonoides que ayudarán a prevenir el proceso inflamatorio y la vasoconstricción.
  2. Aumentar la ingesta de líquido ya que evitará la retención y especialmente durante el verano es muy recomendable para evitar la deshidratación. Podemos combinar la ingesta de agua con la ingesta de zumos, bebidas libres de azúcar,…
  3. Realizar ejercicio a diario, especialmente ejercicio que contribuya a mejorar la circulación sanguínea de los miembros inferiores como la natación, ciclismo o spinning, andar,… Aprovecha si estás en la playa para dar paseos en la orilla ya que es muy aconsejable y notarás una gran mejoría en tus piernas.
  4. Evitar el sobrepeso y el sedentarismo.
  5. Utilizar a diario gel frío o cremas especiales para piernas cansadas y realizar un masaje circulatorio en su aplicación. El masaje y la aplicación para las piernas cansadas es recomendable que se haga desde tobillos a pantorrillas a muslos, estos movimientos favorecerán el retorno venoso y mejorará tu circulación sanguínea.
  6. Realizare duchas de agua fría a diario realizando un masaje con el telefonillo de la ducha desde tobillos a muslos.
  7. Higiene postural, evita estar mucho tiempo sentado o en la misma posición, evitar estar de pie de manera estática, cruzar las piernas,….
  8. Y por último otra muy buena opción es acudir a un especialista a realizarte drenajes linfáticos o tratamientos de presoterapia para mejorar la circulación corporal

Encuentra los productos ideales para cuidar de tus piernas este verano y sentirte muy ligera;confia en los mejores laboratorioa de farmacia para cuidar de la slaud de tus piernas; Arkocápsulas, Somatoline, Aquilea y otros muchos.