-19%
¡En Stock!
SKU
379164.9

Compeed Durezas 2 Apósitos Grandes

Special Price 4,43 € Regular Price 5,50 €

PAGO SEGURO

listado de farmacias

ENVÍO GRATUITO

a partir de 69€

ENTREGA

en 24 / 48 horas
PEDIDOS POR TELÉFONO
HORARIO 10:00 - 18:00

Compeed Durezas son apósitos que proporcionan suavidad e hidratación en las durezas que aparecen con mayor frecuencia en los pies.

Beneficios de la utilización de Compeed Durezas

Las durezas suelen generarse por el engrosamiento de la piel. En ocasiones pueden ser dolorosas e incómodas y aunque se eliminen, tras un tiempo regresan. Los apósitos de Compeed son los adecuados para decirle adiós por completo a las durezas de la piel.

Estos apósitos cuentan con la famosa tecnología hidrocoloide, esta es una de los elementos que logra diferenciar esta marca; gracias a esta tecnología ayuda al proceso de curación.

Cómo actúa

Cuando se coloca el apósito sobre la piel proporciona humedad a las durezas, regenerando más rápido las células de la piel y disminuyéndola hasta lograr completamente su desaparición.

En las personas que las durezas le generen dolor, los apósitos les brindan una protección y un efecto acolchado, ideal para evitar las molestias al caminar y estar el tiempo que necesiten de pie, ya que calma el dolor. Tanto las durezas como callosidades requieren de humedad para poder acelerar el proceso de curación, estos apósitos permiten que la piel respire adecuadamente y sin ningún tipo de inconveniente.

Compeed es una marca que se adapta a las necesidades de cada persona, además elaboran cada uno de sus productos, de la gama para el cuidado de los pies, con la tecnología hidrocoloide que brinda resultados adecuados.

Advertencias: no coloque sobre heridas que no han sido desinfectadas.

Formato: envase con dos apósitos grandes.

Modo de Uso

Cómo colocar el apósito

  1. Antes de colocar el apósito se recomienda colocar el pie donde se presente la dureza con agua.
  2. Sumergir el pie en agua de unos 5 a 10 minutos y luego frotar una piedra pómez o toalla para eliminar un poco la dureza. 
  3. Limpiamos y secamos muy bien la piel.
  4. Colocamos el apósito sobre el área que queremos tratar, es importante que no lo retire, ya que el apósito comenzará a despegarse indicando que es momento de remplazarlo con uno nuevo.
  5. Cuando llegue el momento de retirarlo, es necesario hacerlo tirando de los lados; no es necesario aplicar mucha fuerza. 
  6. Estos apósitos pueden ser usados por todas las personas, incluyendo las personas que tienen la piel sensible.