Disponibilidad:En existencia

Halita Limpiador Lingual

5,03 € IVA Incl.

Detalles

Halita, es tan fácil de usar, que con enseñar a los niños unas cuantas veces, convertirán este en parte de su rutina de salud bucal diaria, ya que no requiere ningún producto (como el dentífrico o algún jabón, colutorio o enjuague) para su aplicación, deja la lengua limpia y libre de blancuras, evita la acumulación de bacterias y residuos de alimentos que terminan causando mal aliento (halitosis oral), previene las infecciones de la garganta (amigdalitis, faringitis, laringitis) y la formación de placa bacteriana en los dientes, sarro, manchas y las lesiones bucales (aftas), además de dejar una sensación de limpieza y seguridad en su apariencia personal como antes desconocía.

Halita complementa el cepillado dental y el enjuague bucal con colutorios, así como la higienización con hilos dentales o mondadientes, ya que se usa para tratar un área de la boca que la mayoría ignora que necesita también limpiarse, la lengua. En esta se encuentran las papilas gustativas, son millones de sensores que captan la información referente a sabores y en combinación con el olfato, nos permite el disfrute de nuestras comidas y bebidas.

Mantener la lengua limpia, evita la necesidad de usar spray para paliar el mal aliento o cualquier otro producto que lo disfrace, cuando este se produce por mal aseo bucal. El artilugio tiene de dos caras, una de ellas de forma ondulada, que se adapta con facilidad a la depresión central de la lengua, mientras que la contraria, es mas bien lisa y, se usa en la limpieza de los laterales linguales. Evita la periodontitis, gingivitis y la caries dental. 

Advertencias: cuide de no activar el estimulo de emesis (provocar el vomito). Enjuagar el limpiador con agua luego de cada pasada y por último enjuagar la boca con colutorio o enjuague bucal. Guárdelo en un lugar seguro, donde los niños no lo encuentren, no use el limpiador para otros propósitos.

Formato: cada empaque contiene un limpiador lingual.