Laxantes

¿Sufres de estreñimiento ocasional? Encuentra tu medicamento online que te ayudará a ir al baño cuando más lo necesitas. Tu laxante online para combatir el estreñimiento, te enviamos tu pedido en tan sólo 24/48 horas.

Generalitat
Generalitat
Agencia
cofalicante
Cima
Filtrar Resultados

Imagen video FarmaciaOnlineBarata

Los trastornos digestivos como la acidez de estómago, la gastritis, gases u otros problemas relacionados con la digestión deben ser tratados, por eso te ofrecemos medicamentos para aliviar y combatir tus problemas digestivos.

Enno, imodium, Fortasec, almax, dulcogas son algunos medicamentos que se han vuelto indispensables en el botiquín de muchos hogares. Ahora tener o reponer estos medicamentos es mucho más sencillo teniendo la oportunidad de comprarlos de forma online.

El intestino realiza multitud de tareas: absorción de nutrientes, acción inmunológica, eliminación de sustancias de desecho, diferenciación de sustancias tóxicas y síntesis de neurotransmisores y enzimas, por citar algunas de ellas. Cuando se produce un desequilibrio de estas funciones y los componentes que conforman el intestino, o una disfunción de su musculatura e inervación nerviosa, se produce estreñimiento, y la manera de tratarlo de forma ocasional es mediante laxantes

Tipos y causas del estreñimiento

El estreñimiento puede ser funcional, es decir, cuando su tránsito es lento produciendo deposiciones infrecuentes y de consistencia dura, siendo su causa desconocida. O bien puede ser secundario, debido a fármacos y enfermedades del colon o extraintestinales.

Del mismo modo, podría dividirse en crónico, con una prolongación de más de 6 meses, que suele estar asociado a los fármacos para el tratamiento de enfermedades como depresión, demencia y diabetes. O podría ser ocasional, y estar generado por viajes, embarazo, baja ingesta de líquidos o alimentos con demasiado contenido en fibra, ya que un poco puede favorecer la defecación, pero un exceso puede endurecer las heces (reteniéndolas en el intestino), y debido a una baja actividad física, entre otros motivos.

Saber qué tipo de laxante utilizar no siempre es fácil. Para elegir el adecuado, primero deben hacerse las siguientes preguntas:

  • * ¿Tiene ganas de defecar?
  • * ¿Tiene sensación de tapón?
  • * ¿Siente dolor o le cuesta evacuar?

Dependiendo de la respuesta, elegiremos entre un tipo de laxante u otro. Siempre teniendo en cuenta que no es un remedio a largo plazo y que el problema debe tratarse de raíz. En nuestra farmacia online te explicamos cómo funcionan los laxantes para qué sepas cuál es el más indicado para ti. 

Tipos y causas del estreñimiento

Tipos de laxantes y rapidez de acción:

  • * Formadores de masa: son compuestos hidrófilos que absorben agua aumentando el volumen de las heces y estimulando el reflejo fecal, como es el caso del mucílago de plantago o Plantaben. Su efecto no es inmediato, pero puede usarse con mayor regularidad que el resto e incluso durante el embarazo. El inconveniente reside en que puede producir flatulencias.
  • * Suavizantes, lubricantes o emolientes: están indicados cuando hay miedo al dolor durante la defecación, como es el caso de las hemorroides o fístulas anales. El componente principal es el glicerol, supositorios Rovi, y parafina u Hodernal. El tiempo de actuación oscila entre 6 y 8 horas.
  • * Laxantes osmóticos: lactulosa, que actúa como irritante en el colon favoreciendo la movilización del bolo fecal. También se encuentran en esta categoría las sales de magnesio, sodio y potasio por vía oral o enema. Este último formato sólo debe usarse bajo prescripción médica o para preparación de colonoscopias.
  • * Estimulantes por contacto: son los más drásticos (catárticos), aumentan el contenido de líquido intestinal y estimulan el peristaltismo (movimiento natural del intestino). Son los que evacúan más rápidamente y por tanto, los que más dañan la mucosa intestinal, los cilios que la conforman, y arrasan las bacterias que allí habitan.  Algunos de ellos son el picosulfato o Evacuol, bisacodilo o Dulcolaxo, sen y cáscara sagrada (Fave de Fuca) y aceite de ricino. 

Remedios para el estreñimiento

Puede que estés cansado de oírlo, que empieces a pensar que se dice que el agua “es el remedio para todo”, pero es una realidad. Nuestro cuerpo está formado por más del 70% de agua, y las heces por un 90%. Con lo que, si no bebemos agua, ¿cómo vamos a formar las heces para que sean expulsadas?

Debemos comer fruta y verdura en la medida adecuada, ya que introducir la fibra de forma brusca en la dieta, puede producir el efecto contrario al deseado.

Realizar ejercicio, aunque sea caminar unos minutos al día, puede favorecer el movimiento intestinal y con ello la expulsión de las heces.

Habituar al intestino a una hora del día permanecer sentado en el inodoro, para que se convierta en una costumbre, es otra forma de facilitar la defecación.

Consumo de probióticos, las “bacterias buenas” que forman parte de la flora normal del intestino, y prebióticos, “la comida” de esas bacterias, podría ayudar en la absorción de nutrientes y diferenciación de los mismos, aliviando los síntomas como las flatulencias y aumentando el número de deposiciones.

Uso ocasional de laxantes y no habitual, pues el intestino puede volverse “perezoso” y no realizar los movimientos normales para la expulsión de las heces, aseverando el problema de estreñimiento.