Leches 3 Crecimiento

La leche de crecimiento es un complemento ideal en la alimentación de tu bebé, gracias a su formulación le aportará todos los nutrientes necesarios para que esté lleno de vitalidad y energía. Ofrece a los más pequeños de la casa un alimento saludable y completo al mejor precio online.

Leches 3 Crecimiento
Filtrar Resultados

Imagen video FarmaciaOnlineBarata

La alimentación de un bebé es primordial para su desarrollo y crecimiento saludable. Cuando nace, su alimento principal es la leche materna, pero en caso de emplear leche de fórmula, se debe dar en tres etapas: inicio, continuación y crecimiento.

Esto se suele hacer así porque cuando un bebé nace, su sistema digestivo no está preparado para digerir alimentos, porque ni su flora intestinal ni su sistema inmunológico se han desarrollado lo suficiente para ello.

A partir de los 6 meses se podrá realizar el cambio de la leche de inicio, a la leche de continuación, y empezar a ingerir cereales sin gluten, sus primeras papillas de fruta, y alimentos sólidos, hasta el año que se podrá cambiar a la leche de vaca y empezar a llevar alimentación completamente sólida.

Cuando el bebé deja de ser bebé, para pasar a ser niño, la leche más indicada para su correcto desarrollo es la leche de crecimiento. Esta etapa suele ser a partir de los 18 meses, cuando la base de su alimentación ha dejado de ser leche, para ser alimentos sólidos y el lácteo pasa a actuar como un complemento nutricional que le aporta nutrientes y ácidos grasos esenciales para su desarrollo saludable.

A esas edades las posibles intolerancias ya se han desarrollado, en caso haber alimentado al niño a base de leche de fórmula hasta el momento, ya que su composición está basada principalmente en leche de vaca, por lo tanto, en caso de intolerancia, su leche de fórmula ha de adecuarse a las circunstancias, bajo prescripción de su pediatra normalmente.

Hasta cuando dar leche de crecimiento

Hasta cuando dar leche de crecimiento

La recomendación habitual es hasta los 2 años, que es cuando el sistema digestivo del niño ya se ha acostumbrado a la composición de la leche y podrá ingerir la leche de vaca habitual, preferiblemente entera. La transición entre una y otra ha de ser a partes iguales, es decir, durante dos semanas aproximadamente, el niño ha de consumir leche de crecimiento y leche de vaca a partes iguales para acostumbrar el cuerpo al cambio y poder echar marcha atrás en caso de haber problema.

No obstante, durante la etapa de la leche de crecimiento, entre los 18 y los 24 meses, la leche ya no es la base de la dieta habitual de un niño, sino que actúa como complemento nutricional, aportando vitaminas y minerales que ayudarán a su sistema inmunológico a fortalecerse.

Precisamente por esto, cabe destacar la importancia de una dieta equilibrada en la alimentación infantil, que incluya todos los elementos necesarios para ello como lo son los cereales, huevos, lácteos, verduras, carnes y pescados, para garantizar un crecimiento óptimo y saludable.

Test de embarazo

¿Es necesaria la leche de crecimiento?

Igual que ocurre con la leche de continuación, la leche de crecimiento no se considera necesaria, pero supone un aporte extra de minerales, vitaminas y propiedades que resultan beneficiosas para el desarrollo del sistema inmunológico.

Frente a la leche materna, presenta varias ventajas:

  • Podrás elegir productos que se adecuen a las posibles intolerancias del bebé.
  • La cantidad de tomas es inferior al digerirse más lentamente.
  • Las tomas se podrán delegar en otra persona, favoreciendo el descanso y la libertad de la madre.

¿Qué es la leche de crecimiento?

Es una leche de fórmula realizada a base de leche de vaca modificada a nivel científico para adaptarse mejor a las necesidades del niño y parecerse en mayor medida a la leche materna. Los cambios que realizan se basan principalmente en la reducción de la grasa que contiene la leche de vaca, sustituida por grasas vegetales y ácidos grasos, así como minerales y vitaminas imprescindibles para el crecimiento y desarrollo infantil.

Se empieza a tomar entre los 12 y los 18 meses de edad, combinándola con una dieta equilibrada, rica en minerales, proteínas y demás nutrientes que le ayuden en su crecimiento.

Mejor leche de crecimiento

Cuando se trata de la alimentación de nuestros hijos, todos queremos asegurarnos de que les estamos dando lo mejor en términos de calidad y salud, por eso a la hora de comprar una leche de fórmula, concretamente de crecimiento, es inevitable preguntarse: ¿Cuál es la mejor leche de crecimiento?

Para tranquilidad de todos, todas las leches de fórmula que están en el mercado han pasado un riguroso análisis de seguridad, calidad y composición nutricional, a nivel europeo, para que su venta sea apta, con lo cual, todas las disponibles son opciones válidas, ahora bien, para poder destacar la mejor, ha de conocer al dedillo las condiciones nutricionales de su hijo para poder optimizar al máximo las posibilidades.

Puede pedir consejo a su pediatra, pues él mejor que nadie sabrá qué recomendarle y acertar a la primera.

Almirón

Es una de las marcas más prestigiosas del mercado en materia de alimentación infantil, se encuentran en continuo análisis e investigación para obtener productos de una mayor calidad para que alimentes a tu hijo con lo mejor de lo mejor.

Concretamente, trabajan en base a la Programación de la Nutrición Temprana (ENP), esto quiere decir que se preocupan por el equilibrio de nutrientes en cuanto a combinación y cantidad, para estimular y reforzar el sistema inmunológico del bebé.

En nuestra tienda online podrá encontrar variedad de productos Almirón, especialmente leches de fórmula: leche de inicio, de continuación y desarrollo. Aproveche las ofertas y promociones disponibles en la web.