Mi cesta (0)

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Subtotal: 0,00 €

Micralax

Pueden distinguirse dos trastornos digestivos que afectan al tránsito intestinal, uno debido a un tránsito lento y otro ocasionado por la dificultad para defecar, en la que quedan acumuladas las heces en el recto, lo que se conoce como estreñimiento evacuativo. En el primer caso, se da una disminución en la frecuencia de las deposiciones, que, además son de menor tamaño, se endurecen y vuelven más consistentes (heces caprinas), provocando dolor en el momento de la expulsión. Los síntomas que se presentan en el segundo tipo de estreñimiento son la necesidad constante e imperiosa de defecar sin éxito o bien de forma incompleta, acompañado de la sensación de bloqueo en el ano, para lo que habría que utilizar productos que estimulen el movimiento del bolo fecal y produjesen lubricidad para provocar la disolución y expulsión del “tapón”. Los microenemas como Micralax, formulados con lauril sulfoacetato y citrato, promueven la eliminación de los deshechos acumulados y la incomodidad que la acompaña de forma inmediata.

Filtrar Resultados

Son diferentes los tipos de laxantes, siendo Micralax un laxante osmótico dentro de la clasificación. Esto significa que el citrato que forma parte de su composición actúa reteniendo agua en el bolo fecal por aumento de la presión osmótica, incrementando el volumen y ablandando su consistencia. El lauril sulfoacetato empleado en combinación en la formulación es una sustancia humectante capaz de absorber y retener agua, lubricando la mucosa del recto, facilitando el tráfico de las heces para su expulsión. El uso concomitante vía local de estos dos agentes farmacológicos deshace el tapón formado por los excrementos desobstruyendo la zona en cuestión de minutos.

Las otras clases de laxantes son los formadores de masa como las fibras, que actúan aumentando el volumen de las heces lo que provoca a su vez la propulsión intestinal, acción que se consigue transcurridas 24 horas. Los estimulantes de contacto como la cáscara sagrada, sen y ruibarbo que actúan directamente sobre la mucosa causando irritación y con ello el desplazamiento del material fecal, o actuando directamente sobre el plexo nervioso submucoso, por lo que se emplean en la limpieza del intestino grueso y el colon previamente a una prueba o cirugía del aparato digestivo.

Puesto que son irritativos y pueden destruir la microbiota sólo es conveniente utilizarlos en ocasiones puntuales, siendo su tiempo de actuación de unas 6 horas tras su administración. Lubricantes cuyos efectos pueden aparecer tras 2-3 días, aunque en el caso de la parafina lo normal es que se produzca entre 6-8 horas, son útiles tras el parto, en cardiópatas y pacientes con hemorroides. Por último, los antagonistas de receptores opioides y procinéticos que sólo deben emplearse bajo prescripción médica. Micralax que es el que nos ocupa en este caso, tratándose de un laxante osmótico vía rectal, posee un tiempo de actuación entre 5-15 minutos, siendo estos últimos los de acción más rápida. Los laxantes osmóticos que se administran vía oral tardan de 6-8 horas en producir el efecto.

Cómo usar Micralax

Los microenemas de Micralax se presentan en dos formatos de diferente tamaño, uno de 4 unidades y otro de 12 cánulas. Su formulación está compuesta por 450 mg de citrato (una sal capaz de incrementar la presión osmótica) y 45 mg de lauril sulfoacetato (un humectante y emoliente). Pueden emplearse a partir de los 12 años y su administración será de una unidad cada 24 horas en el momento deseado por el paciente. Puede repetirse la aplicación a lo largo de 6 días, resultando importante no exceder este número, ya que podría producir irritación en el recto debido al agente surfactante y heces diarreicas.

Como advertencias, Micralax no debería utilizarse en caso de hemorroides y tampoco en pacientes con colitis ulcerosa. Si aparece dolor abdominal y sangre en heces deberá interrumpirse el tratamiento. De igual forma, si los síntomas no mejoran se habrá de acudir al médico.

La administración de la cánula no requiere preparación ni influye el haber consumido alimento y bebidas previamente o no. Una vez retirado el capuchón de ésta, apretar suavemente para que caigan un par de gotas y lubriquen el extremo para que resulte más cómoda su aplicación. Comenzar a apretar el envase durante la introducción del microenema y no dejar de ejercer presión hasta su completo vaciado y extracción para evitar el retroceso de la solución. Intentar retener el contenido el mayor tiempo posible para una mayor eficacia.

¿Puede Micralax utilizarse durante el embarazo?

Si bien no se han realizado estudios ni pruebas en este grupo concreto de la población, es cierto que la absorción sistémica de Micralax es prácticamente nula, con lo que el riesgo de que el fármaco acceda a la placenta y afecte al feto parece casi inexistente. Por lo que cabría decir que sí podría usarse de forma puntual, aunque siempre será mejor si se consulta al médico.

Dado que como ya hemos mencionado no se produce absorción sistémica, no se han establecido interacciones con otros medicamentos. Tampoco se ha determinado el acceso a leche materna, con lo que el riesgo de que el fármaco acabe siendo ingerido por el bebé resulta improbable.

Además, a pesar del posible carácter irritativo que se ve influenciado fuertemente por la dosis y las administraciones, no se han observado cambios en la flora normal de la mucosa del recto.

Opiniones sobre Micralax, ¿es realmente efectivo?:

Sin duda, la gran ventaja de Micralax frente a otros laxantes, ya sean de diferentes grupos u otros de la misma familia, es la facilidad, comodidad y rapidez de actuación que se reduce a 5-15 minutos en comparación con las horas o días del resto, teniendo en cuenta que cuando se emplean este tipo de medicamentos se debe a la incomodidad y urgencia por defecar que afectan a la calidad de vida del paciente. Esta eficacia reside en la combinación de sus componentes que actúan de forma sinérgica para obtener el mejor resultado.

La posibilidad de elegir el momento de la aplicación y el conocimiento de en cuánto tiempo va a actuar son, sin lugar a duda, otras dos grandes ventajas y el motivo principal por el que los clientes eligen este producto frente a otros.

Prospecto de Micralax

  1. Micralax: identificación e indicaciones. Micralax es un laxante de acción puntual vía rectal, formulado con citrato y lauril sulfoacetato, componentes osmóticos y humectantes, para el alivio del estreñimiento ocasional.
  2. Modo de empleo: administración a partir de los 12 años de 1 cánula en el momento elegido por el paciente. Puede repetirse la aplicación durante 6 días.
  3. Advertencias: no debe utilizarse en casos en que se presenten a la vez hemorroides, colitis ulcerosa o si aparece sangrado en las heces y dolor abdominal.
  4. Reacciones adversas: dolor abdominal, heces diarreicas, molestias en el ano y recto.

¿Cuál es el precio de Micralax?

En nuestra farmacia online barata tenemos a tu disposición Micralax en 2 tamaños diferentes: 4 cánulas de 5 mL a 6´26€ y 12 unidades a 12´56€. Su cómodo y pequeño formato son ideales para que puedan acompañarte en momentos de necesidad, como puede ocurrir durante un viaje.