-16%
¡En Stock!
SKU
172679.7

Nasalmer Aspirador Nasal + 3 Boquillas

Special Price 5,86 € Regular Price 6,95 €

PAGO SEGURO

listado de farmacias

ENVÍO GRATUITO

a partir de 69€

ENTREGA

en 24 / 48 horas
PEDIDOS POR TELÉFONO
HORARIO 10:00 - 18:00

Nasalmer aspirador nasal es una forma suave de aliviar la congestión nasal de tu bebé con rapidez y eficacia. Viene provisto de una boquilla flexible diseñada especialmente para no irritar la nariz delicada del bebé, elimina el exceso de secreción de la mucosa nasal y ayuda a que su bebé respire mejor. Algunas presentaciones vienen acompañadas de hasta tres boquillas. Nasalmer aspirador nasal es totalmente higiénico ya que tienen unos recambios desechables que atrapan el exceso de mucosidad.

Las boquillas son suaves, están pensadas y diseñadas para tratar narices pequeñas y delicadas. No es una experiencia irritable ni traumática para los niños. Tu mismo podrás controlar la cantidad de aire que necesita el aparato para limpiar la nariz de tu pequeño.

Esto ayudará al bebé a respirar y descansar con mayor facilidad. Es recomendable usarlo antes que el niño duerma o coma, debe tener paciencia y usarlo con mucha tranquilidad para que no se asuste, si el bebé está tranquilo, te permitirá usar el aspirador nasal sin ningún tipo de contratiempo, de lo contrario será toda una proeza.

Advertencias: no debe tener contacto con los ojos, tampoco se debe usar la misma boquiilla dos veces. Debe ser almacenado en un espacio seguro, lejos del alcance de los niños o la humedad.

Formato: Cada envase trae consigo un aspirador nasal y tres boquillas desechables. Cada uno se presenta en un estuche compacto de apertura deslizante para llevar.

Composición

El producto viene con tres boquillas nasales desechables y un aspirador.

Modo de Uso

Para usar el producto, es necesario introducir la boquilla en el cuerpo central del aspirador. Acuesta al bebé boca arriba en una postura cómoda y segura. Procede a colocar el aspirador en uno de los orificios nasales del bebé y la boquilla de aspiración en tu boca. Empieza a aspirar suavemente a través de la boquilla de aspiración hasta que la fosa nasal esté bien limpia.

El proceso se lleva a cabo en las dos fosas nasales. Luego tienes que incorporar ligeramente al bebé para que salga cualquier resto de mucosidad. Limpiar la nariz con un pañuelo limpio o una toallita húmeda sin perfume para que no le genere alergia. Como medida higiénica, es necesario desechar las boquiillas, una vez que están han sido utilizadas. Esto también debe hacerse para prevenir la proliferación de bacterias.

Lo último y más importante que debes hacer es enjuagar y secar el aspirador nasal con calma, determinación y paciencia.