Mi cesta (0)

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Subtotal: 0,00 €

Nuk

Nuk te ofrece los mejores productos para el cuidado del bebé. Esta serie de productos están totalmente idealizadas para el cuidado y atención hacia tu bebé. Nuk tiene un importante impacto en el crecimiento de los pequeños, ya que todos sus productos están hechos para la comodidad y adaptación con conceptos que han sido tomados del medio ambiente. Nuk responde a las necesidades de los más pequeños a través de investigaciones en las diferentes etapas del desarrollo en cada edad y toman eso en cuenta al momento de mejorar sus productos. Las necesidades de los bebés de tres meses son diferentes a la de los bebés de ocho meses que están lidiando con la salida del primer diente. Y esto es algo que toma en cuenta Nuk a la hora de realizar sus productos. 

Filtrar Resultados

Nuk para bebés

-Responde a las necesidades de las madres en cuanto a seguridad de productos para el bebé.

-Trabaja en pos de investigaciones de los niños, así que entiende cuáles son las necesidades.

-Los materiales que utilizan para el producto son de alta calidad.

-Están aprobados por pediatras y nutricionistas infantiles.

Nuk trabaja arduamente para mejorar los diseños de chupetes y tetinas. Desde 1956, han estado redirigiendo y estableciendo nuevas metas de desarrollo en niños. Es por ello, que la marca se posiciona como una de las principales para los pediatras. Nuk elabora productos para contribuir al crecimiento saludable de los niños. Por este motivo, el material con el que se hace se reviste de importancia, ya que ello depende una buena adaptación al momento de crecer. Por ejemplo, al momento de diseñar una tetina, la empresa se planea las dos opciones importantes presentes en el mercado: Puede ser hecho de silicona o puede ser hecho de látex. Estas tetinas se tantean dos situaciones: las fabricadas con producto natural o una hecha con material sintético (no varía que sean blandas y que se adaptan a la boca del pequeño).

Biberones y accesorios de Nuk

Pero para ayudar en este concepto y según lo que plantea su uso en Nuk, el látex se fabrica a partir de la savia lechosa del árbol del caucho y tienen un color amarillo-miel. Las tetinas de látex son agradables y blandas al tacto. Son extremadamente flexibles y resistentes al desgarro, por lo que también están indicadas para los bebés con los primeros dientes. Hay que tener en cuenta que el látex tiene un pequeño sabor propio, lo cual puede interceptar el sabor de las comidas. Si la tetina de látex adquiere imagen pegajosa, es un signo natural de que debe reemplazarse por otra nueva, por lo general después de 1 ó 2 meses. Sin embargo, la tetina de silicona es fácil de limpiar y muy resistente al calor. No se deteriora ni con la luz solar directa ni con las grasas comestibles. Las tetinas de silicona no tienen sabor ni olor. Se utiliza un material de silicona más duro y resistente a las mordeduras para la tetina.

Aparte de las tetinas, Nuk es especialista en biberones. Existen también dos materiales predilectos por los padres para alimentar al pequeño, y esto es en cuestión de salud e higiene. Encontramos biberones hechos de vidrios y de plásticos. Nuk presenta una diferencia increíble sobre este aspecto, ya que analiza los pros y los contras. No existen diferencias a nivel de objetivos, ya que los dos materiales son perfectamente adecuados para la leche de fórmula y la leche materna. El vidrio, como elemento higiénico, es el material clásico para los envases de bebidas, así como también para los alimentos para bebés. Actualmente se ha mejorado el trato hacia el vidrio, volviéndolo mucho más resistente que antes, además que es bastante bueno con el medio ambiente. Nuk ofrece biberones de vidrio altamente resistentes al calor. Además, por su trasparencia, se puede ver con claridad el contenido de la fórmula y así verificar que el proceso de limpieza ha sido completado. No deje al pequeño solo con un biberón de vidrio, puede ser peligroso.

En cambio, el plástico es ligero e irrompible. De hecho, muchos padres prefieren este material a la hora de darle un biberón a su niño. Estos productos tienen una transparencia característica que pueden congelar alimentos. También son inodoros y muy duraderos. El plástico no es tan resistente al calor ni a los arañazos como el vidrio. Deben reemplazarse con mayor constancia y deben desinfectarse de vez en cuando. Hay que esterilizarlo en reiteradas ocasiones. En esto, los biberones NUK pueden hervirse y esterilizarse con vapor.