Rovi

Rovi, ha creado una línea de productos que se adapta a cada edad y resuelve el problema del estreñimiento de forma rápida y sencilla. Una gama de supositorios clínicamente formulados para que el paciente sienta la mayor comodidad y se produzca una evacuación sin esfuerzo, sin irritaciones ni dolores asociados. La línea completa comprende 3 productos: Rovi Niños lactantes, menores de 2 años que tienen problemas para la evacuación, Rovi niños para los más consentidos de la casa entre 2 y 12 años y Rovi Adultos para toda la familia.

Filtrar Resultados

Las propiedades digestivas de Rovi

Toda la gama de supositorios de Rovi, se basa en la terapia laxante, con su ingrediente activo principal, el Glicerol. Básicamente y hablando en lenguaje químico, el glicerol o glicerina, es un alcohol de 3 grupos de hidróxidos, producto principal de la degradación de lípidos en el proceso digestivo (química orgánica) pero que para fines farmacológicos y también industriales.

Se sintetiza a partir de la fermentación alcohólica, es altamente viscoso y de apariencia incolora, pero que al compactarse en este tipo de fármacos (los supositorios) se torna blanco y de consistencia rígida que se disuelve al contacto con la mucosa intestinal.

Como actúa el glicerol de Rovi

Su mecanismo de acción se basa en la irritación de la mucosa entérica para combinarse con un efecto de ablandamiento de las heces, que facilita la deyección, el estímulo de irritación, activa el movimiento involuntario de los músculos intestinales que mueven la materia fecal hacia la salida rectal.

Aunado a esto, por esa viscosidad que caracteriza a la glicerina, permite la defecación sin producir ardor, fisuras anales ni cierre de la vía de expulsión. Este efecto es local, no causa interacción con otros medicamentos ni se absorbe, es decir que es totalmente inocuo al funcionamiento de las vellosidades intestinales y no migra al torrente sanguíneo, solamente actúa de manera local y en pocos minutos se consigue la evacuación.

Rovi supositorios es de fácil colocación

En el caso de los bebés menores de 2 años, cuando se produce la dificultad para evacuar, se emplea un solo supositorio diario. Cada uno tiene un empaque individual en el blíster, se debe abrir con los dedos usando las pestañas, luego se ubica en la entrada anal del pequeño. Con la punta hacia afuera, empujándolo ligeramente con los dedos hasta que penetre por completo, tratando después de aplicarlo, de retrasar la evacuación que se ha de producir en menos de 30 minutos, así su efecto de ablandamiento de las heces, se podrá completar.

Para niños mayores de 2 años y hasta los 12

La dosis también es de un solo supositorio, sin embargo, el efecto puede ser más pronto por la concentración del principio activo, en este caso, la evacuación no debe tardar más de 20 minutos en presentarse, es importante una buena higiene luego de la defecación para eliminar tanto los restos de materia fecal como de glicerina, aunque en la cavidad puede quedar parte del producto y con esto habrá también lubricación que evita la irritación y facilita la próxima evacuación.

En personas mayores de 12 años

Ya es edad para consultar al médico especialista (proctólogo y gastroenterólogo) quienes dictaminan la dosis y la frecuencia de uso según la afección, más cuando se trata de un problema persistente que ya en edad adulta puede presentarse, se recomienda 1 a 2 supositorios máximo por día, en caso de estreñimiento crónico, no obstante, suele bastar una sola aplicación para el bienestar diario, de mantenerse la condición, debe acudir al médico.

Cuando no se debe usar Rovi supositorios

En pacientes que sufren de alergia a la glicerina, mayormente detectada en la piel al usar productos cosméticos y dermatológicos que causen reacciones adversas y estén formulados a base de glicerina o cualquier derivado.

En pacientes con cáncer de colon (colorectal), enfermedad de Crohn, lesiones con infección local, ulceras en tratamiento con otros productos, en todos los casos no se debe aplicar sin la vigilancia y aprobación del médico tratante.

Si al usar Rovi supositorios se observa alguna reacción desfavorable, se debe suspender la aplicación y acudir inmediatamente al médico, especialmente en caso de ardor, sangramiento o dolor al defecar que no cede con el uso del producto. Rovi supositorios se somete en cada presentación a los más rigurosos procedimientos de seguridad y testeo que garantizan su calidad y efectividad.