Mi cesta (0)

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Subtotal: 0,00 €

Thrombocid

Hay personas que lo sufren todo el año por problemas de circulación, especialmente las mujeres de mediana edad y embarazadas, pero es durante la estación de verano cuando más se sufre de piernas cansadas. Las altas temperaturas provocan dilatación venosa sobre todo en los miembros inferiores y, debido a la gravedad, el retorno sanguíneo hacia el corazón se ve dificultado. Esto provoca hinchazón en las piernas, piel tirante, dolor, calambres, picor y retención de líquidos, lo que es causado también por la debilidad y desgaste de las paredes de los conductos venosos compuestos fundamentalmente por colágeno, resultando en la formación de varices a la que además contribuye el sedentarismo. Thrombocid es una pomada con propiedades trombolíticas, capaz de disolver trombos superficiales o telangectasias (arañas vasculares) y causar alivio en los casos de venas tronculares, ya más gruesas, que pueden desembocar en tromboflebitis, gracias a su formulación a base de pentosano polisulfato sódico, un análogo de heparina, potente anticoagulante.

Filtrar Resultados
  • Comprar Thrombocid Forte 0,5% Pomada 60 G
    Thrombocid Forte 0,5% Pomada 60 G

    Special Price 7,39 € IVA Incl.

    Precio regular: 8,21 €

  • Comprar Thrombocid Pomada 60 G
    Thrombocid Pomada 60 G

    Special Price 5,96 € IVA Incl.

    Precio regular: 6,62 €

  • Comprar Thrombocid Pomada 30 G
    Thrombocid Pomada 30 G

    Special Price 4,33 € IVA Incl.

    Precio regular: 4,81 €

  • Comprar Thrombescina 50 Comprimidos de Liberación Prolongada
    Thrombescina 50 Comprimidos de Liberación Prolongada

    Special Price 15,48 € IVA Incl.

    Precio regular: 17,20 €

  • Comprar Thrombactiv Gel de Masaje 70 Ml
    Thrombactiv Gel de Masaje 70 Ml
    6,50 € IVA Incl.

El desarrollo de varices está muy influenciado por la genética del paciente, su sexo, la edad y diferentes situaciones fisiológicas como el embarazo. El tabaquismo, la hipercolesterolemia y el uso de anovulatorios orales son también factores predisponentes. Sin embargo, existen factores preventivos para ralentizar su desarrollo y mitigar los síntomas. Son medidas simples que pueden seguirse en cualquier momento:

  • Ejercitarse para incrementar la masa muscular y su fuerza para ayudar a vencer la fuerza de la gravedad en los miembros inferiores.
  • Evitar situaciones prolongadas de sedentarismo y ortatismo, o bien si es posible, mantener elevadas las piernas o hacer uso de medias de compresión que ejercen su fuerza a nivel del tobillo para potenciar el retorno venoso.
  • Mantener un peso adecuado, ya que el sobrepeso produce que se requiera un mayor transporte sanguíneo en las arterias, y que las venas tengan que recoger un volumen también mayor, debiendo ser más potente su fuerza de contracción para devolver la sangre hacia el corazón.
  • Realizar lavados con agua fría para favorecer la vasoconstricción.
  • Añadir a la dieta suplementos con vitamina C que forma parte de la composición del colágeno de las paredes de los vasos, y otros antioxidantes para incrementar la resistencia periférica.
  • Evitar usar ropa apretada que pueda propiciar el éstasis sanguíneo e impedir su retorno.

Realizar masajes en sentido circular y ascendente varias veces al día con Thrombocid mejora la circulación en los miembros inferiores, disminuyendo el edema y mejorando la fisiopatología venosa.

Todos somos susceptibles de recibir algún golpe o traumatismo, pero los más pequeños que exploran tanto, y los mayores que, o no han madurado su sistema motor y del equilibrio o que estos se han visto comprometidos, son más propensos a sufrir alguna caída. Estas contusiones no cursan con herida y debido al impacto, los capilares, de menor tamaño, fragilidad y próximos a la epidermis pueden romperse, acumulándose la sangre en los tejidos, que por acción de una enzima convierte la hemoglobina en bilirrubina, y después en hemosiderina, alterando la coloración de la piel, adquiriendo ésta un tono morado azulado (lo que se conoce como equimosis, moretón o cardenal) que con el tiempo va variando de color hacia un amarillo verdoso para después desaparecer. Thrombocid, una pomada antivaricosa, mejora la irrigación sanguínea de los capilares acelerando la curación y devolviendo el color normal a la piel.

Thrombocid pomada y Thrombocid forte: alivio de la inflamación en piernas cansadas y golpes.

El pentosano polisulfato sódico, principio activo de Thrombocid, está indicado en el tratamiento de púrpuras, un grupo de trastornos en los que se producen pequeñas hemorragias en las capas superficiales de la piel y pequeñas extravasaciones dando lugar a pequeñas petequias y grandes equimosis.

Thrombocid pomada contiene 1 mg de pentosano en cada gramo del preparado, por lo que es útil en la regresión de pequeños trombos y prevención de la formación de otros. Son tres los factores que influyen en su desarrollo, lo que se conoce como tríada de Virchow: anormalidades en el flujo sanguíneo, bifurcaciones y estrechamientos del árbol cardiovascular (estenosis), alteraciones del endotelio (avitaminosis C) y cambios en la hemostasia (disminución de anticoagulantes fisiológicos, sobreexpresión de factores activadores del plasminógeno, aumento del dímero D) son algunas causas. Puede tener lugar en arterias (trombo blanco debido a su alto contenido en plaquetas), capilares y venas (trombo rojo debido a la presencia de eritrocitos).

Thrombocid 1 mg/g puede emplearse a partir de 1 año debiendo aplicarse varias veces al día (hasta 4 diarias) con una fina capa de producto y mediante un suave masaje en sentido circular y ascendente para estimular y favorecer la circulación. Aunque no es necesario, podría conservarse en la nevera para ayudar a reducir la inflamación y el crecimiento del hematoma y potenciar su acción calmante, del mismo modo, podrían emplearse vendas para ejercer compresión sobre la zona afectada. La administración debe aplicarse sobre la piel intacta sin heridas, y no debe hacerse sobre mucosas. Tampoco debe ser utilizado sobre áreas extensas ni durante un tiempo prolongado para evitar reacciones de tipo irritativo y dermatitis de contacto debido a algunos de sus excipientes como el alcohol cetoestearílico y parahidroxibenzoatos. En las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia no se aconseja su uso ya que podría absorberse el fármaco afectando al feto o al bebé, aunque no haya estudios concluyentes, razón por la que algunos médicos podrían recomendarlo.

El laboratorio Lacer, diseñador de este medicamento, conocedor de las molestias ocasionadas por estos trastornos y preocupado por el bienestar de los pacientes, ha elaborado una formulación más concentrada en los casos en que Thrombocid pomada pueda parecer insuficiente para sus necesidades. Thrombocid Forte contiene 5 mg/g de pentosano, que, a pesar de quintuplicar su concentración respecto al análogo, conserva su seguridad para ser empleado en niños a partir de 1 año. En general, realizar la aplicación durante 6 días es suficiente para la remisión de los síntomas y del aspecto visual. Si por encima de este periodo no se ha observado una mejoría deberá acudirse al médico. La elección entre el formato clásico y Thrombocid Forte reside en la intensidad de los síntomas. Debe guardarse consideración en la tromboflebitis en la que el masaje no será necesario, y otros trastornos de la coagulación severos en los que podría incrementarse el riesgo de sangrado.

A pesar de que posee cierto efecto antiinflamatorio, no debe clasificarse como una pomada antiinflamatoria ni emplearse para tales usos en casos de contracturas, ni siquiera con la presentación de Thrombocid Forte. Es importante recordar su indicación en contusiones y problemas de la coagulación superficiales al mejorar la circulación, especialmente en los miembros inferiores.

Sólo como oferta para los clientes de la farmacia online barata, todos los tamaños del formato clásico y Thrombocid Forte se encuentran a un precio de entre 4´28€ y 7´29€ IVA incluido.

¿Sirve Thrombocid para atenuar las ojeras y las bolsas?

Las ojeras, una alteración hipercrómica de la piel bajo el globo ocular, se presentan tanto en hombres como en mujeres y su etiología es multifactorial. La causa más imponente está producida por la herencia genética. Si bien la falta de sueño y el cansancio, una elevada exposición al sol y la falta de hierro con la consecuente falta de oxigenación de los tejidos que conlleva a la formación de coágulos, sumado al mínimo grosor de la piel del área periorbital y disminución de colágeno y grasa de la zona generan predisposición a su desarrollo.

El caso de las bolsas comparte algunas características como el factor genético, aunque en esta ocasión influye en gran medida la retención de líquidos. De cualquier forma, el estilo de vida y la alimentación ejercen una gran influencia. Por ello, es importante seguir una dieta baja en sal para evitar la retención, beber abundantes líquidos y consumir frutas y verduras por su gran contenido en antioxidantes que aportan luminosidad.

Aunque Thrombocid mejora la circulación, no está indicado para este fin, ya que algunos de sus excipientes pueden producir tal irritación en una zona tan delicada y de fino grosor que podría derivar en conjuntivitis irritativa, eczema y oscurecimiento del color. De tal modo que resultaría mucho más conveniente hacer uso de productos a base de vitamina C, para mejorar la coloración y las estructuras de colágeno, y ácido hialurónico, para reducir la transparencia y visibilidad de las venas acumuladas bajo la superficie del párpado inferior.

¿Puede usarse Thrombocid en el tratamiento de hemorroides?

Al igual que ocurre con las bolsas y ojeras, las hemorroides o almorranas, están profundamente influenciadas por un componente genético y de forma secundaria por el embarazo, el estreñimiento, la alimentación y el sedentarismo.

Una hemorroide es una variz en el interior del ano y en el recto. Dependiendo del grado de afectación y la localización pueden no ser visibles, aparecer sólo en el momento de la defecación, permanecer a la vista de forma constante o reintroducirse al cesar el esfuerzo. Aparte de dolor, pueden presentar sangrado, picor y escozor, con lo que resultan un problema embarazoso e inconfortable que si se llegara a estenosar desembocaría en una afección de mayor envergadura.

Thrombocid no debe aplicarse sobre mucosas ni heridas y, a menudo, las hemorroides están rodeadas de plexo submucoso y son sangrantes, situaciones en las que claramente estaría completamente contraindicada su utilización. Sin embargo, en las externas, dado su efecto antivaricoso podría emplearse para producir su regresión, pero existen otros productos más indicados para tal fin.

¿Es útil Thrombocid para tratar la celulitis?

La celulitis es un problema estético que se presenta en una proporción muy superior en mujeres desde la adolescencia temprana hasta la senectud. Está formada por grasa blanca que el cuerpo humano utiliza como reserva para situaciones en las que no pueda obtener energía por otros medios, a diferencia de la grasa parda que se utiliza como combustible para generar calor, consume calorías y regula la temperatura. Los adipocitos acumulan grasa, líquido y sustancias de desecho; cuando la retención de estas sustancias es tan elevada que provoca el agrandamiento de estos, provoca el aspecto acolchado de la piel.  El cambio en la textura se ve acrecentado por el endurecimiento en la estructura de las fibras de colágeno debido al aumento de hidratos de carbono, lo que además dificulta el drenaje y propicia la retención de líquidos.

Seguir la dieta mediterránea y ejercitarse son claves para mantener la celulitis a raya, aunque a veces esto no es suficiente y es necesario hacer uso de productos tópicos capaces de ejercer una termogénesis local para disolver la grasa, reafirmantes para tratar la flacidez y drenantes para aliviar el edema.

Thrombocid no debe utilizarse sobre zonas extensas ni durante más de 6 días seguidos, puesto que la celulitis se concentra especialmente en torno a los muslos y los glúteos, un área amplia, y requiere de tratamientos de larga duración no sería adecuado para este fin. Además, no posee en su formulación ningún componente con capacidad para lisar la grasa, principal causante de este problema, por lo que, aunque mejora la circulación, no resultaría útil.

Thrombescina: la formulación oral de Thrombocid para mejorar la circulación.

Aesculus hipocastanum, o como comúnmente se le denomina, castaño de indias, es el principio activo de Thrombescina a una concentración de 263´2 mg de extracto seco. Son los saponósidos (escinas) los que ejercen la acción en la insuficiencia venosa. Es una excelente alternativa a la terapia compresiva gracias a su efecto antiedematoso, por lo que posee indicaciones para varices, calambres en las pantorrillas, flebitis y hemorroides. El efecto venotónico se debe a la reducción de enzimas lisosomales y destrucción de mucopolisacáridos que forman parte de la pared del conducto vascular.

Thrombescina puede emplearse a partir de los 12 años durante un período de 4-8 semanas, y acompañarse el tratamiento de otras medidas como el uso de medias de compresión. La posología que debe seguirse es de 2 comprimidos diarios en 2 momentos diferentes del día junto a un vaso de agua. Aunque es del todo infrecuente, podría aparecer una reacción adversa en los pacientes con afectación en sólo uno de los miembros con aparición de picor, edema y cambios en la coloración de la piel, situación en la que deberá interrumpirse su administración y acudir al médico.

El precio de Thrombescina comprimidos de liberación prolongada para un tratamiento de 4 semanas se encuentra a 15´33€ únicamente en nuestra web de farmacia.