-27%
¡En Stock!
SKU
001806

Uresim Aceite Árbol de Té 15 Ml

Special Price 8,03 € Regular Price 10,95 €

PAGO SEGURO

listado de farmacias

ENVÍO GRATUITO

a partir de 69€

ENTREGA

en 24 / 48 horas
PEDIDOS POR TELÉFONO
HORARIO 10:00 - 18:00

El cuidado de la piel es muy importante, por eso, mantenerla limpia y purificada es una tarea que debemos tomarnos en serio, pues más que cualquier otra parte del cuerpo, es propensa a infecciones, impurezas y malos olores, que pueden perjudicar nuestra salud, debido a que está constantemente en contacto con los estímulos exteriores, protegiendo los órganos.

La afecciones que pueden impactar y deteriorar el buen estado de la piel son de muy diverso origen: las hay de naturaleza microbiana, como hongos, piojos y otros parásitos y bacterias que pueden producir comezón y mal olor; también están aquellas provocadas por las inclemencias del Sol, los golpes, o heridas, que pueden causar mucho dolor y dejar feas marcas o cicatrices. Se hace indispensable un producto para la higiene cutánea.

El aceite de árbol de té de Uresim es un producto de origen ciento por ciento natural, obtenido por destilación de las hojas del árbol de té, de manera que puede ofrecer un producto concentrado con todos los beneficios que este activo natural tiene para ofrecerle a la piel. Carece de efectos secudnarios comprobados, no irrita, no es tóxico y puede usarse de forma tópica.

El aceite de árbol de té es un líquido incoloro o de un ligero color amarillo o verdoso, que posee un característico aroma fuerte y propiedades antisépticas, recibiendo una gran variedad de usos, como antiinflamatorio, antimicótico, desodorante, bálsamo, cicatrizante, antiséptico, entre muchos otros. Sus usos más destacados incluyen el tratamiento del pie de atleta y la onicomicosis, por su acción antimicótica; de la pediculosis, ya que actúa eliminando piojos y liendres; o de la caspa, debido a sus propiedades antifúngicas.

El aceite puede ser utilizado, asimismo, como repelente de insectos, especialmente de mosquitos. Para el tratamiento de heridas, por su eficacia antiséptica y cicatrizante. Para tratar el acné, la piel seca, los eccemas, las quemaduras solares, la psoriasis y eliminar eficazmente los malos olores corporales. Por todos aquellos usos y aplicaciones, entre muchos otros más que posee, resulta un producto muy versátil y apropiado para mantener el cuidado y la higiene de la piel que tan importante es, en especial por ser un producto natural que carece de efectos secundarios.

Advertencias: Evite el contacto con los ojos. Aplíquese con precaución en pieles sensibles, como la del bebé.

Formato: Envase de 15 ml de aceite.

Composición

Aceite de árbol de té.

Modo de Uso

Para heridas, aplíquelo puro o diluido directamente sobre el área a tratar.

Para quemaduras leves, aplique unas gotas después de enjuagar con abundante agua.

Para el acné, añada una gota en un algodón empapado en agua y aplique directamente sobre el grano 2 o 3 veces al día.

Para las verrugas, aplique directamente sobre la verruga que deberá tapar con una gasa o apósito durante la noche y dejar al aire libre en el día. Repita cada noche hasta que la verruga haya desaparecido.

Para piel seca, eccemas, etc., aplíquelo diluido 3 veces al día.

Para la caspa, añada unas gotas al champú de uso habitual, preferiblemente neutro.

Para la pediculosis, añada 4 gotas a la dosis habitual del champú de uso diario, lave y enjuague posteriormente. Luego, peine el cabello con un peine impregnado en aciete puro para eliminar las liendres.